Formas Creativas de Comer Más Verduras

Descubre cómo comer más verduras fácilmente para mejorar tu dieta, alcanzar tus metas de fitness, ¡y vivir una vida más saludable!

Formas Creativas de Comer Más Verduras
Photo by Chantal Garnier / Unsplash
María Rubio María Rubio
7 min read

Tal vez no te gusten mucho las verduras, pero sabes que deberías comer más, o eres un amante de las verduras, pero te cuesta ser creativo a la hora de cocinar. En cualquier caso, encontrar formas de incluir más verduras en tu dieta debería ser una prioridad si quieres mantenerte sano, ¡especialmente si eres una persona activa con metas de fitness!

Las verduras son potencias nutricionales, algunas más que otras, pero todas te ofrecen diferentes vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita, además de toneladas de fibra para un intestino sano. Junto con las frutas, las verduras deberían ser un elemento básico en tu cocina para que puedas mantener un buen equilibrio nutricional.

¿Pero cómo puedes comer más verduras?

Puede que te cueste encontrar nuevas recetas o diferentes formas de cocinar tus alimentos para poder añadir más verduras, por lo que hemos elaborado una lista de formas fáciles de comer más verduras para una dieta más saludable, para que puedas alcanzar tus metas de fitness con el apoyo nutricional que necesitas.

Mézclalas en batidos

Esta es probablemente una de las formas más comunes de incorporar las verduras a tu dieta porque la rica mezcla de sabores lo hace súper delicioso y agradable, y lo que es mejor, ¡altamente nutritivo!

Lo mejor de los batidos verdes es que puedes añadir prácticamente todo lo que quieras. Frutas, verduras, semillas, frutos secos y mantequilla de frutos secos, yogur... Lo que sea. A la hora de elegir las verduras, algunas de las mejores opciones son las verduras de hoja verde, como la col rizada y las espinacas, ya que se mezclan muy bien y te dan un aporte nutritivo para el día, ya sea que elijas beber tu batido como un desayuno saludable, un bocadillo o después de una sesión de gimnasio.

Otras opciones populares son el aguacate por su cremosidad, así como las zanahorias, el pepino e incluso la calabaza. Puedes mezclarlos con frutas congeladas, tu mantequilla de almendras favorita o un poco de yogur griego y algunas semillas de chía para obtener un batido delicioso y rico en verduras.

Ponte creativo con las sopas de verduras

Las sopas son una de las recetas básicas que todo el mundo debería aprender a hacer por lo fáciles y deliciosas que son. Además, pueden ser muy nutritivas por la cantidad de ingredientes que se pueden añadir, ¡incluyendo un montón de verduras!

Las sopas a base de verduras, como la sopa de calabaza o la sopa de zanahoria, son deliciosas e increíblemente saludables, y puedes añadir aún más verduras para darles más sabor, como cebollas rojas y apio. Pero incluso si prefieres mantenerte alejado de los sabores fuertes de las verduras, todavía tienes muchas opciones, como hacer un sabroso caldo de pollo y añadir algunas verduras de hoja verde e incluso algo de maíz.

Una forma estupenda de ocultar los distintos sabores sin dejar de tener suficientes verduras repletas de nutrientes en tu sopa es elegir una base que te guste, como las patatas. Luego puedes añadir otras verduras en pequeñas porciones, como zanahorias, apio, cebollas, pimientos y berenjenas, y mezclarlas todas junto con tus hierbas y especias favoritas para obtener una deliciosa sopa cremosa.

Añádelas a tus salsas y dips

Al igual que las sopas, las salsas y los dips pueden tener un montón de verduras mezcladas y ni siquiera las notarás.

Puedes hacer tu propia salsa de tomate, por ejemplo, escogiendo algunos tomates frescos y añadiendo cebolla, albahaca, apio, perejil y ajo. Apenas notarás los sabores adicionales y en su lugar probarás un sabor a tomate muy rico que puede ir perfecto con tu pasta favorita, añadirlo a tu lasaña, ¡o incluso usarlo como dip!

Y hablando de dips, hay muchas recetas diferentes de dips que puedes probar a base de verduras, como los dips de espinacas e incluso el pesto. Y, por supuesto, no te olvides de los aderezos para ensaladas, que puedes hacer desde cero con tus verduras favoritas, como la calabaza y los pimientos, con un poco de aceite de oliva extra virgen para que puedas tener un delicioso aderezo vegetal para tu ensalada de verduras.

Prueba los fideos de verduras

Si aún no has probado los fideos de verduras, ¿qué esperas? En lugar de abrir esa caja de pasta que tienes en la despensa, considera la posibilidad de utilizar un espiralizador u otro tipo de cortadora o peladora para convertir tus verduras en finos fideos bajos en calorías que luego puedes comer como pasta con tus salsas favoritas, como los espaguetis de calabaza o los fideos de calabacín.

Esta es una forma estupenda de añadir verduras a tu dieta porque toma un alimento básico y le da un giro creativo y muy nutritivo, que luego puedes mezclar con tu propia salsa casera a base de verduras para crear un almuerzo saludable o para la cena. Algunas verduras que puedes convertir en fideos son las zanahorias, las remolachas, los pepinos, ¡y muchas más!

Cuando vuelvas a casa después de hacer la compra, puedes tomarte unos minutos para lavar los productos frescos y prepararlos para tus futuras comidas. Esto se conoce como preparación de comidas y te ahorrará mucho tiempo a la hora de cocinar. Simplemente toma una porción de tus verduras y hazlas en fideos para usarlas en el futuro, y el resto puedes cortarlo en dados o en trocitos para usar en otras recetas o en tu salsa para pasta.

Haz wraps o hamburguesas de lechuga

Seguramente ya has visto esto, ¡porque se ha convertido en un intercambio saludable de alimentos muy popular debido a lo conveniente que es!

La próxima vez que quieras hacer un taco o un burrito, en lugar de buscar ese paquete de tortillas que tienes en el refrigerador, ¡intenta usar lechuga en su lugar! Coge una o dos hojas y rellénalas con lo que quieras, ya sea pollo, carne de res o simplemente más verduras y tu aderezo favorito para hacer un delicioso wrap para el desayuno o una cena rápida y nutritiva.

Utilizar la lechuga como pan de hamburguesa también es una forma estupenda de añadir verduras a la vez que se reducen las calorías. Sólo tienes que tomar un par de hojas de lechuga y preparar tu hamburguesa de verduras con ella, con tu tipo de hamburguesa favorita y un poco de tomate, cebolla y pepinillos para hacerla más deliciosa. Este truco alimenticio no sólo es más saludable, ¡también es una forma creativa de hacer tus comidas más interesantes añadiendo un poco de crujiente adicional!

Añádelas a tus cacerolas

Si hay un plato que se puede hacer con 100 ingredientes y sigue saliendo delicioso, es una buena cacerola. ¿Por qué? Pues porque no hay una única forma de hacerlo, sólo tienes que elegir tu combinación favorita de ingredientes, meterla en el horno y tendrás un almuerzo o una cena saludable... ¡Durante días, incluso!

No importa cómo prefieras hacerla, si es con pollo o con carne, con pasta o con patatas... ¡Una cosa que la hará diez veces mejor es añadir un montón de verduras! Puedes cortar tus verduras favoritas en dados, en rodajas, o simplemente usar un procesador de alimentos si prefieres tener una textura mínima pero aun así tener esa adición nutritiva. Algunas verduras deliciosas que puedes añadir a una cacerola son las judías verdes, las zanahorias, la calabaza y el brócoli.

¡Así que no tengas miedo de ser creativo y probar diferentes recetas hasta que encuentres una o varias que realmente te gusten!

Haz chips de verdura

¿Pensabas que no íbamos a incluir deliciosos bocadillos de verduras aquí? Hay muchas formas de cocinar las verduras, y los chips de verduras son una de las mejores maneras de hacer que comer verduras sea una experiencia divertida, porque es como comer patatas fritas, pero con más variedad e incluso más nutrientes.

Corta en rodajas algunas batatas, zanahorias, calabacines o incluso remolachas, rocíalas con un poco de aceite de oliva extra virgen y espolvorea un poco de sal y pimienta y estarás listo. Sólo tienes que meterlas en la freidora de aire o en el horno para obtener un bocadillo rápido y saludable sin preocuparte por las calorías extra. Puedes comerlos con tu hummus favorito o con un dip de verduras que hayas preparado antes.

¡Y no sólo se pueden cortar en rodajas! Puedes poner unas coles de Bruselas o cortar las verduras en dados para cambiar la textura y seguir teniendo el divertido crujido de las patatas fritas. Hay muchas variaciones que puedes probar, sólo tienes que elegir tus verduras favoritas y cocinarlas para obtener un bocadillo delicioso y saludable que puedes llevar a cualquier parte.

Prueba las masas de pizza vegetarianas

La forma perfecta de hacer una deliciosa pizza con verduras sin que se note es empezando por la masa. Las masas de pizza vegetarianas son súper populares hoy en día porque son una gran opción para aquellos que no comen gluten, pero también es la opción perfecta si estás buscando incorporar más verduras en tu dieta habitual.

La opción más popular es la masa de coliflor, que es deliciosa y no altera el sabor de los ingredientes que elijas para tu pizza, tanto si eres un amante de la carne como si prefieres tener más verduras como cebollas, pimientos y aceitunas negras. Pero también puedes hacer la masa de la pizza con calabacín, calabaza, espinacas, ¡y mucho más!

Tu pizza no sólo será súper saludable y nutritiva, sino que también tendrá un aspecto estupendo. Puedes organizar una noche de pizza con tus amigos o familiares y cocinar diferentes pizzas con distintas masas para que podáis probar todas las opciones, ya sea una masa de verduras verde, naranja o morada.

Estas son sólo algunas ideas para que puedas comer verduras más fácilmente, pero puedes encontrar una infinidad de recetas diferentes y giros creativos de recetas ya conocidas para que puedas disfrutar de cada plato sabiendo que estás recibiendo todos los nutrientes que tu cuerpo necesita.

¿Buscas una manera fácil de planificar tus comidas y llevar un control de lo que comes?

¡La aplicación Fit With Iulia tiene todo lo que necesitas!

La aplicación ofrece una función de Cocina en la que puedes buscar en una amplia biblioteca de alimentos por macros, lo saludables que son, si son veganos o vegetarianos, e incluso si son libres de lactosa o gluten. Puedes crear un nuevo plan de comidas saludables desde cero con la Cocina o simplemente mejorar tu plan actual, así como hacer un seguimiento de lo que comes cada día. ¡Prueba la aplicación Fit With Iulia y comienza hoy mismo tu viaje de alimentación saludable!